Más que pacientes, clientes

Los casos más difíciles son nuestra especialidad: amputaciones bilaterales, muñones que presentan llagas o dificultades especiales y sobretodo los niños, a los que dedicamos el tiempo y la paciencia que hagan falta para conseguir una buena prótesis y una mejor adaptación. Para hacerlo, a menudo empezamos bien pronto, hacia los ocho meses de edad en los casos de agenesia.

En estos momentos estamos fabricando a un ritmo de 200 prótesis definitivas anuales y este número se incrementa regularmente.

Somos un centro concertado de CatSalut con quien colaboramos por un total del 45% de nuestra facturación.

El 55% restante son clientes que llegan de diferentes mutuas (Midat Mutua, Asepeyo, Ibermutuamur, Cyclops, Muface, Isfas, etc.) o bien a nivel partucular.

Por lo que respeta al origen, además de tener muchos clientes que proceden lógicamente del País Valenciano y Baleares, hay un 35% que llega de Castilla-León, Madrid, Asturias, País Vasco, Galicia, Andalucía...